Patio Mallorquín

La joya de la corona de Son Amar es el impresionante patio, con su entrada original que siempre ha tenido la Finca. El gran Bulevar, rodeado de naranjos y limoneros, le llevará de camino a nuestro Patio, pasando por el fascinante jardín aromático, echando un vistazo al Jardín Blanco y deleitado por el perfume del cercano Jardín de Rosas. Así como se adentre por el extraordinario portal de madera de roble – suficientemente amplio para que el coche de caballos pase por él – usted será bienvenido al maravilloso patio adoquinado, un área lleno de frondosas plantas, carruajes restaurados y cautivador pozo. Usted podrá contemplar la escalera original. Éste bellamente iluminado patio está flanqueado por arcos y balcones. Muchas de las salas comunican con este lugar, incluida la capilla original utilizada por la familia Amar. Nuestro Patio Mallorquín de 300m2 y ha sido el lugar de ceremonias de maravillosos enlaces, así como cócteles de bienvenida o conciertos íntimos.